viernes, 21 de mayo de 2010



Con parpados inflamados de luz de luna

Se vuelve lentamente hacia el infinito .

Un crepitar de estrella , aviva al ángel duro y negro

conductor del miedo humano a ejecutar los sueños.



Es tan limitado el tiempo que sólo relegándolo logramos ser libres.



Corazón de araña entre miel y flores

Peñascos azules de tus pupilas

Muerte apasionada en cripta de narcisos

Hilos de oro, brillo de charca ,

ninfeas ,

soledad.



Anodina subersiva , cruel despecho intencionado

Purpúreas gotas del liquido que destilan los angeles.

Maldita intrusa . Nocturna.

Deshilachada túnica de santo

cayendo por la colina.

Delirio de vivir

intuyendo que se muere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario