domingo, 6 de junio de 2010

La ciudad de agua

Hay un puente de ágatas
A lo lejos tres cúpulas verdes como el último suspiro de un muerto.
La atmósfera llena de mini hadas psicóticas
bien podría ser un perfume.

En la ventana de la torre gris una luz ambigua parpadea
y se ve la sombra de Camila recogiendo frenética
los restos de un sueño.
Más arriba su padre arroja bolsas llenas de diamantes.
El caminante, perplejo,
se echa la mano al bolsillo
saca un lienzo y
pinta el retrato mas bello del mundo.

2 comentarios:

  1. Jo Patiponnnnn, es precioso-tenebroso, me lo he imaginado todo en su esplendor de colores brillantes y oscuras calles ancestrales, he muerto -_- me encanta, que pena que estoy aqui y no tengo tiempor, pero cuando vuelva, tenemos que hablar sobre estas cositas!!!!
    te quiero

    ResponderEliminar
  2. No tenemos que hablar..tenemos que crear y juntas.

    ResponderEliminar