sábado, 16 de octubre de 2010

¿No entendeis que he visto tras las puertas
monstruos del tamaño de un puño y barcos, negros como la tinta
cortando los hilos del mundo?
Como volver a la ceguera e invertir la magia consciente
si aún tengo tierra púrpura colgando de las pestañas.
Si me siguen llamando los rojos corceles del ocaso,
por mi nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario